En este blog encontrarán un repositorio de instrumentos vinculados a la evaluación de competencias. Es el producto de la investigación "El impacto de la evaluación educativa en el desarrollo de competencias en la universidad. La perspectiva de las primeras promociones de graduados" (I+D EDU2012-32766), financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad entre los años 2013 y 2015.

La información de todas las entradas obedece a una misma estructura: definición y características del instrumento en cuestión, algún ejemplo interesante, aspectos para tener en cuenta su correcto empleo y un apartado titulado "Para saber más" con recursos y enlaces.

Esperamos que resulte de interés para todos y ¡les animamos a comentar y votar los recursos!

DIARIO REFLEXIVO o BITÁCORA

Definición

El diario reflexivo es una “estrategia evaluativa para desarrollar habilidades metacognitivas. Consiste en reflexionar y escribir sobre el propio proceso de aprendizaje. Las representaciones que hace el alumno de su aprendizaje pueden centrarse en uno o varios de los siguientes aspectos: a) el desarrollo conceptual logrado; b) los procesos mentales que se siguen; y c) los sentimientos y actitudes experimentadas”  (Bordas, 2001, p. 416-417).

Siguiendo esta perspectiva, otros autores matizan que “en los diarios reflexivos, la clave no está en los sucesos del aula, sino en la interpretación subjetiva y reflexiva que el autor o autora hace de ellos. No obstante, consideran que los diarios no son un campo que ha de estar delimitado por concepciones rigurosas como el registro, los aprendizajes o la reflexión, sino que son un instrumento vivo y ecléctico en el que el profesor o profesora se puede expresar libremente” (Barba, González-Calvo y Barba-Martín, 2014, p. 57).

Características

Siguiendo a Bordas (2001), podemos extraer algunas ideas que caracterizan un diario reflexivo y que son las siguientes:
  • Involucra al usuario del diario en una experiencia de autoanálisis.
  • Estimula un diálogo con uno mismo en el que se aprende de los propios procesos mentales.
  • Supone una estrategia para la transferencia de los aprendizajes, pues favorece la conexión entre lo aprendido y lo que ya se sabía.
La anterior autora presenta dos ejemplos de preguntas que configurarían un diario reflexivo y que nosotros hemos agrupado en dos bloques, uno primero inicial y otro segundo específico. Para el primero, considera tres cuestiones:

DIARIO REFLEXIVO I
¿QUÉ HAS APRENDIDO DESPUÉS DE LA SESIÓN DE CLASE?
¿CÓMO LO HAS APRENDIDO?
¿QUÉ SENTIMIENTOS TE HA DESPERTADO EL PROCESO DE APRENDIZAJE?
Tabla 1.  Preguntas para una reflexión inicial y primera.

El segundo bloque aglutina preguntas más específicas, como se puede leer en la siguiente tabla:

DIARIO REFLEXIVO II
¿QUÉ IDEAS NECESITAS CLARIFICAR DESPUÉS DE LA SESIÓN?
¿QUÉ DIFICULTADES HAS ENCONTRADO EN LA SESIÓN?
¿SOBRE QUÉ ASPECTOS TE GUSTARÍA SABER MÁS?
DESPUÉS DE LO PRESENTADO  ¿QUÉ ES LO QUE SE TE HA QUEDADO CLARO?

¿CÓMO HAS PARTICIPADO EN LA SESIÓN?

¿ESTÁS SATISFECHO O SATISFECHA DE LA SESIÓN?
Tabla 2. Preguntas para una reflexión específica y centrada.

En la misma línea, Bordas y Cabrera (2001) ordenan, siguiendo los componentes del proceso de aprendizaje, los tipos de preguntas que estimularían la reflexión, de forma orientada:

TIPOS DE PREGUNTA
CUESTIÓN ILUSTRATIVA
AUTORREGULACIÓN
(examen de las actitudes, dedicación y atención que se pone al efectuar una tarea)
¿Me interesa resolver el problema? ¿Por qué no?
¿Cuánto tiempo le he dedicado?
¿Es suficiente?
¿Está toda mi atención en la situación que quiero resolver?
CONTROL DE LA ACCIÓN
(análisis de la planificación, curso de acción y evaluación)
¿Cómo inicio la tarea?
¿Cómo la estoy haciendo?
¿Cuál ha sido el resultado?
CONTROL DEL CONOCIMIENTO
(analizar el conocimiento que se tiene y el que se necesita y las vías de acción)

¿Qué información necesito?
¿Qué proceso conozco que me pueda ayudar en esta tarea?
¿Cuál es el camino más efectivo para realizar la tarea?
Tabla 3. Tipos de pregunta y ejemplos de cuestiones a realizar en el diario reflexivo

En cualquier caso, si las preguntas que caracterizan un diario reflexivo son importantes, también lo son las respuestas, por el tipo de operaciones cognitivas que se distinguen, desde el análisis, la síntesis, las comparaciones hasta la transferencia o el juicio crítico. Sin duda, lo que se escribe en un diario reflexivo favorece una gradación reflexiva, lo cual significa que se evolucione de la intuición a la formulación de hipótesis. Un ejemplo de escala de pensamiento reflexivo, que se puede aplicar al análisis del diario reflexivo, es el que proponen Siens y Ebmeier (1996). A través de ella, la reflexividad pasa por siete niveles: n1) no hay lenguaje descriptivo; n2) simple, descripción profana, no experta; n3) eventos etiquetados con  términos apropiados; n4) explicación con tradición de preferencia personal; n5) explicación con principios o teorías; n6) explicación con principios, teorías y consideración de factores contextuales; y n7) explicación con consideración del problema ético, moral y político.

Selección de ejemplos

Apuntamos las referencias de cinco ejemplos por el uso, aplicación y análisis del diario reflexivo.

En primer lugar, destacamos la experiencia desarrollada en  el curso de especialización en Terapia Ocupacional en Salud Mental del Departamento de Psiquiatría de la Escuela Paulista de Medicina, de la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP), Brasil. Su referencia es Quevedo, T. y Rodriguez, A.M.M. (2010). El trabajo del mentor. Análisis de los feedbacks de diarios reflexivos a lo largo de un proceso de mentoría en grupo. Revista Iberoamericana de Educación, 52 (6), 1-12. En este trabajo se nos cuenta cómo analizar los diarios reflexivos usando el programa de análisis ALCESTE y, en consecuencia, qué tipo de feedback dar como mentores a nuestros estudiantes.

La segunda experiencia que presentamos, se desarrolla en la titulación de Enfermería y se puede consultar en Fargues, I., Guillaumet, M.S. y Ciendones, M. (2007). Diario reflexivo de prácticas clínicas: percepción de la experiencia de estudiantes de Enfermería. Metas de Enfermería, 10 (7), 26-30. En ella pretendían conocer la percepción de aprendizaje que había generado para los estudiantes de primer año de Enfermería la realización de un diario reflexivo durante las prácticas clínicas. Y la conclusión a la que llegaron, siguiendo sus mismas palabras, fue que el diario ayudó a los estudiantes a aprender. Las categorías de aprendizaje interpretadas fueron variadas y acordes al marco teórico, lo que indicó una tendencia a que los estudiantes percibieran el diario como un instrumento de aprendizaje.

Una tercera, es la propuesta también por la titulación del grado de Enfermería. Su referencia es Olivé, C, Getino, M., Sanfeliu, V. y Bardají, T. (2014).  El diario reflexivo. Una vivencia de aprendizaje en las estancias clínicas enfermeras. Revista Iberoamericana de Educación, 65 (2), 1-13. Esta experiencia se desarrolla en la asignatura de Estancias Clínica II y concluye con que es el diario reflexivo el instrumento que estimula en el estudiante el diálogo, la evaluación, el mostrar su vivencia en la práctica, detectar y solventar situaciones, así como favorecer el autoaprendizaje.

Una cuarta es la desarrollada en la asignatura de Semiología y Fisiopatología del Grado de Medicina. Su referencia es Busto, M. J., Suárez, C., Cano, A., Corral, O., Carnevali, D. y Pérez, J. (2012). Diario reflexivo en el grado de medicina: una herramienta docente para fomentar el aprendizaje significativo. IX Jornadas Internacionales de Innovación Universitaria: Retos y oportunidades del desarrollo de los nuevos títulos en educación superior, celebradas el 12 y 13 de julio de 2012, en Villaviciosa de Odón (Madrid) y organizadas por la Universidad Europea de Madrid. Esta experiencia se llevó a cabo entre la institución universitaria y la sanitaria. La enseñanza se dirigió a personas que debían relacionar los contenidos de lo aprendido elaborando así su propio conocimiento. Reflexionaban sobre la imagen de la práctica médica porque de ella dependía la conceptualización de la función del médico docente/tutor de prácticas y por extensión sus perfiles y requerimientos formativos. En la planificación de la asignatura para el curso académico 2010-2011 se incluyó entre los objetivos docentes la elaboración de un diario reflexivo de las prácticas clínicas. El diario lo entregaron los 47 alumnos matriculados y siguieron un guion libre describiendo su experiencia durante este primer año de estancia hospitalaria. Tras la valoración y calificación se analizó el contenido del discurso de los diarios escritos. En conclusión, la elaboración de un diario reflexivo durante las prácticas permitía a estudiantes y docentes profundizar y reflexionar en algunas cuestiones de la titulación comprendiendo mejor su complejidad y sirviendo de hilo conductor entre los diferentes escenarios donde se desarrollaba la enseñanza.

Una quinta es la expuesta por el grado de Fisioterapia. Se puede localizar en Martiáñez, N., Delgado, E. y Martínez, A. (2012). El diario reflexivo académico como recurso de aprendizaje en las prácticas clínicas: una experiencia en grado de Fisioterapia de la Universidad Europea de Madrid. IX Jornadas Internacionales de Innovación Universitaria: Retos y oportunidades del desarrollo de los nuevos títulos en educación superior, celebradas el 12 y 13 de julio de 2012, en Villaviciosa de Odón (Madrid) y organizadas por la Universidad Europea de Madrid. En el presente estudio, y siguiendo el resumen presentado de la experiencia, se evaluó un modelo de Diario Reflexivo Académico (DRA) con el fin de evaluar la utilidad de esta herramienta educativa para la mejora del rendimiento académico en las signaturas de las prácticas clínicas de titulación de Grado en Fisioterapia durante el curso Académico 2011/2012. Además se determinó la satisfacción de los estudiantes con dicha herramienta. El diseño de este diario se ideó con el fin de potenciar la reflexión de los estudiantes sobre el desarrollo y evolución de las competencias y su proceso de aprendizaje en el entorno asistencial. El DRA tenía otros objetivos educativos como el de implicar en mayor medida al tutor externo proporcionando así al estudiante un feedback continuado durante su proceso de aprendizaje, y en segundo lugar, facilitar al estudiante las herramientas necesarias para desarrollar las competencias definidas en el perfil de la titulación, estimulando su capacidad autocrítica y detectando las deficiencias de aprendizaje en las competencias establecidas. Los resultados mostraron que, en general, el DRA obtuvo una relación media-alta positiva con el rendimiento final de la asignatura, aunque también se mostró un desacuerdo con el formato de la herramienta.

Una experiencia especialmente interesante

Comentaremos la de Gómez (2013). Esta experiencia se desarrolla en la Universidad Autónoma del Estado de México, en la asignatura de Desarrollo del Potencial Humano. El objetivo que pretendía era buscar un instrumento que permitiera y favoreciera la reflexión del estudiante sobre su proceso de aprendizaje. La destacamos sobre otras por ser un ejemplo claro de cómo el estudiante fomenta su actividad metacognitiva y la transferencia de lo aprendido hacia otras asignaturas o en la vida cotidiana. Tras la finalización de esta experiencia podemos comprobar cómo el uso del diario, por tanto, estimula la capacidad de observación, análisis y síntesis, así como la de lectura, comprensión, atención y selección de las ideas principales. Seleccionamos un breve ejemplo de lo que escriben los estudiantes:

Apartado y temática del ejercicio
Dificultad y tiempo de realización
Procedimiento de elaboración
Autoevaluación de la práctica (mis aprendizajes)
Actividad de estudio: conceptos de identidad, personalidad y proyecto de vida
Esta actividad sí fue un poco más compleja ya que me costó un poco de trabajo reflexionar sobre cada elemento, lo cual me costó varios días para realizarlo
Examiné el material de estudio, busqué en otras fuentes las dudas que aún tenía, conforme lo que decía cada material y traté de integrar una sola idea para así poder llenar mi cuadro.
Posteriormente argumentar mi reflexión con lo ya analizado.
Tener una buena autoestima nos ayuda a modificar y aceptar nuestra identidad la cual nos da como resultado la personalidad dentro del contexto social, finalmente la integración de estos elementos nos llevará a hacer un proyecto de vida.
Tabla 4. Ejemplo de redacción de un diario reflexivo por parte de un estudiante, extraído de Gómez (2013). 

Algunos aspectos a tener en cuenta (finalidades, formas de aplicación, agentes implicados, etc.)

La aplicación del diario reflexivo, para Bordas (2001) y Bordas y Cabrera (2001):
  • Requiere realizarse con cierta periodicidad.
  • Exige entrenamiento, pues los usuarios no están acostumbrados a reflexionar y autoanalizar los aprendizajes.
  • Ha de especificarse su objetivo.
  • Se complementaría con técnicas de observación y registro.

Las ventajas de este recurso según la opinión de López, Zafra, Coronado y Vacas (2008, p.3) son que:
  • permite al estudiante efectuar una reflexión sobre el desarrollo de competencias ante situaciones reales;
  • permite al profesor un seguimiento del desarrollo del aprendizaje que se desarrolla en los estudiantes;
  • ayuda al profesor a evaluar individualmente al estudiante;
  • recibe retroalimentación continua del proceso de enseñanza-aprendizaje para llevar a cabo los ajustes y cambios necesarios;
  • da confianza tanto al tutor como al estudiante;
  • integra los aspectos afectivos del aprendizaje;
  • da un enfoque humanista a nuestra práctica educativa.


En este sentido, Bordas y Cabrera (2001) matizan que, además, el diario reflexivo:
  • Favorece observar el recuento de las experiencias del aprendiz y cómo se relacionan con el aprendizaje de conceptos, procesos y actitudes.
  • Permite sintetizar los pensamientos y actos y compararlos con posteriores.
  • Sensibiliza sobre la manera de aprender.
  • Gestiona la ansiedad del estudiante (Fargues, Guillaumet y Ciendones, 2007).


Y sus inconvenientes, también siguiendo a las dos anteriores autoras, sería el nivel de exhaustividad de la información presentada, el tiempo de corrección y lo rutinario o aburrido que pudiera llegar a ser.

Bibliografía

Barba, J.J., González-Calvo, G. y Barba-Martín, R.A. (2014). Uso de los diarios del profesorado como instrumento de reflexión-sobre-la-acción. Revista Española de Educación Física y Deportes, 405, 55-63.

Bordas, I. (2001). La evaluación educativa: evaluar el proceso de enseñanza/aprendizaje (pp. 391-426). En F. Sepúlveda y N. Rajadell (coords).  Didáctica general para Psicopedagogos. Madrid: UNED.

Bordas, I. y Cabrera, F. (2001). Estrategias de evaluación de los aprendizajes centrados en el proceso. Revista Española de Pedagogía, Año LIX, enero-abril, 218, 25-48.

Fargues, I., Guillaumet, M.S. y Ciendones, M. (2007). Diario reflexivo de prácticas clínicas: percepción de la experiencia de estudiantes de Enfermería. Metas de Enfermería, 10 (7), 26-30.

Gómez, G. (2013): El diario reflexivo del estudiante: ventajas de su uso en la educación a distancia. Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, 10, agosto, 105-110. [En línea] Disponible en: http://bdistancia.ecoesad.org.mx

López, P., Zafra, J., Coronado, P. y Vacas, C. (2008). Una experiencia sobre la utilización del diario reflexivo como instrumento de seguimiento y evaluación de las prácticas hospitalarias del alumnado de Enfermería. Enfermería Global, 12, febrero, 1-12.

Olivé, C, Getino, M., Sanfeliu, V. y Bardají, T. (2014).  El diario reflexivo. Una vivencia de aprendizaje en las estancias clínicas enfermeras. Revista Iberoamericana de Educación, 65 (2), 1-13.

Quevedo, T. y Rodrigues, A.M.M. (2010). El trabajo del mentor. Análisis de los feedbacks de diarios reflexivos a lo largo de un proceso de mentoría en grupo. Revista Iberoamericana de Educación, 52 (6), 1-12.

Siens, C.M. y Ebmeier, H. (1996). Development supervisión and the reflective thinking of teachers. Journal of Curriculum and Supervision, 11 (4), 299-319.

Zabalza, M. A. (2004). Diarios de clase: Un instrumento de investigación y desarrollo profesional. Madrid: Narcea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada